lunes, 18 de julio de 2011

De Regreso

No sé porqué hoy me dio curiosidad saber qué había pasado en mi blog las últimas semanas y me animé a visitarlo. Me llevé una gran sorpresa: ¡no he escrito nada desde abril! Sabía que tenía tiempo sin escribir, pero no pensé que fuera tanto tiempo.

En fin, sé que no tengo excusa; podría decir que me ha tocado viajar, organizar una nueva etapa en mi vida, etc, etc. Podría contarles todo lo que he tenido que hacer en estos últimos meses y poner mis actividades como pretexto, sin embargo, no estaría siendo del todo honesta. Así que prefiero contarles la verdad: he estado evadiendo el blog, porque estoy algo decepcionada del mundo editorial.

Después de pensarlo mucho, decidí que no quería que esta entrada se convirtiera en un mar de quejas, porque a mí tampoco me gusta leerlas. Sin embargo, quiero contarles algo muy personal, algo que me ha sucedido en esta profesión, porque sé que muchos de ustedes desean dedicarse a la escritura profesionalmente algún día y quisiera que estuvieran preparados.

Así que, ahí les va: después de dos años de haber publicado mi libro en México, aún no he recibido el pago de mis regalías. Sobra decir que estoy muy decepcionada de Editorial Norma México y me pregunto si le hace lo mismo a otros autores que publican con ellos, o si sólo a los que somos nuevos o si únicamente es a mí.

Quiero aclarar que a Editorial Norma Colombia es una empresa muy diferente a su contraparte en México. No tengo queja alguna de ellos. Siempre he recibido a tiempo (y sin tener que mandar correos electrónicos e infinidad de papeles para que se me hagan los pagos) las regalías obtenidas por las ventas en Latinoamérica.

Todo esto me hace preguntarme cómo una empresa con el mismo nombre, puede comportarse de una manera tan diferente. ¿Es acaso la ubicación? ¿Qué pasa con Norma México?

Hubo varias ocasiones en que quise hablar de esto, pero me contuve porque no quería que nadie pensara que un escritor se dedica a esta profesión por razones monetarias y tal vez por este motivo evité presentar una queja formal en contra de Norma. Respecto a este asunto, quiero dejar algo muy claro: No, no escribo por dinero (jaja, creo que ningún escritor que empieza lo hace), sin embargo, considero justo que se me haga el pago de la ganancias obtenidas con mi propiedad intelectual y de la cual la editorial ha obtenido ganancias por los últimos dos años.

Creo que a causa de este descontento he descuidado un poco mi carrera como escritora y me he enfocado a otros aspectos de mi vida. Como quien dice, para no hacer corajes, mejor me he dedicado a otra cosa, pero también me he cansado de evadir el tema, de tener abandonado mi blog, de no tener el mismo contacto con mis lectores, de no dedicarme a escribir como lo hacía antes. Con esto no castigo a nadie más que a mí misma.

Me tomó tiempo entender que antes de publicar escribía por puro amor, por pura pasión a la escritura; sí, soñaba con que mis historias llegaran a muchas personas, pero no era ese mi motivo principal. Me tomó tiempo volver a encontrar ese motivo: yo escribo para contar historias, escribo porque amo escribir. Sigo soñando con que mis historias lleguen a mucha gente, pero ahora, con la tecnología y gracias a los libros electrónicos, el que una editorial decida publicar tu trabajo no es la única manera. Es algo hermoso ver tu propio trabajo en papel, pero el e-book le da una ventaja indispensable al autor: control. Control sobre dónde y cuándo se publica su trabajo, control sobre las ventas y finanzas de su propiedad intelectual.

En fin, los mantendré informados acerca de este problema y a partir de hoy reanudo mi actividad en el blog.

16 comentarios:

  1. Esto del problema con las editoriales, es verdaderamente incorrecto e insoportable. No entiendo aún dónde está el problema en darle a cada autor/a lo que se merece.
    Además, me alegra que estés de vuelta, que hayas recuperado esa pasión que siempre estuvo ahí en tí.
    Por otro lado, la era de los libros electrónicos está aquí y ahora, y aunque muchos no quieran, se nos viene encima. Es una ventaja para muchos escritores.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Así es Deigar, yo tampoco entiendo porqué no se me ha hecho ese pago, que por cierto es sólo un pequeñísimo porcentaje. Pero bueno, espero que se solucionen las cosas pronto y que no pase a mayores.

    Con todo esto, ¿tú crees que me quedan ganas de publicar con ellos otra vez? La verdad es que prefiero publicar en electrónico. Además, así sirve que llega más rápido y a más países.

    Por lo pronto, ya estoy de regreso en el blog, ya extrañaba escribir aquí jeje.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. Paulina, qué lindo tenerte de vuelta! Me da mucha pena lo que pasa con la editorial, especialmente si es una editorial tan reconocida como lo es Norma. Espero que todo se arregle.
    Espero con ansias tus próximas entradas :).
    Un beso,
    Meli

    ResponderEliminar
  4. Me alegra saber que has regresado, este blog es un lugar al que siempre me gusta volver. Espero que recibas el dinero que ha generado tu trabajo, nada más justo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Grey Dan!! Oye, van a decir que soy tu mamá jajajaja. ¿Cómo está eso de tener una hija de la mi misma edad?

    ResponderEliminar
  6. Hola Meli, sí ya estoy de regreso y muy contenta de estar por aquí otra vez. Me toca leer varias entradas de tu blog, las voy a disfrutar mucho :)

    Gracias por tus buenos deseos, yo también espero que todo se arregle pronto con Norma.

    Un abrazo,
    Paulina

    ResponderEliminar
  7. Hola Begoña, qué gran cumplido me has hecho diciendo que te gusta regresar a mi blog. Con lo que me dices, de verdad me dan ganas de escribir más seguido en este espacio.

    Opino lo mismo acerca de que es justo recibir lo que ha generado mi trabajo. Hay un contrato de por medio, esperemos que lo respeten.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!!
    Bueno, primero que nada TE EXTRAÑAMOS!!! que bueno tenerte de regreso y saber de ti, pero que mal la situacion en la que estás o estuviste. Es muy injusto que tu esfruerzo y trabajo no reciban la remuneración que por derecho te toca. Espero se solucione pronto. Mis mejores deseos.
    Saludos y Abrazos!

    ResponderEliminar
  9. Me alegra el entusiasmo que ahora posees, es contagioso. Por otro lado, no es para menos que ya no quieras publicar con ellos.
    ¿Electrónico? qué bien, es lo de hoy en día y sí, tienes razón, existe la gratificante posibilidad de llegar a más lugares.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  10. Hola Mariana!! Muchas gracias por tu comentario tan lindo :) Estoy encantada de estar de vuelta por estos rumbos jeje.

    Yo también espero que el asunto con Norma se resuelva pronto. Ya te contaré qué pasa.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  11. Así me siento precisamente, Deigar, con ánimos renovados :D Lista para volver a mis historias y a mi blog :) Además, quiero probar como autora de un e-book, a ver qué tal nos va.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  12. Estimada Paulina.

    Se perfectamente como te sientes, y se a qué se debe: no sé si te lo conté, pero trabajé en Norma hace cerca de 3 años. De hecho antes de irme promoví el certamen en el que resultaste ganadora.

    ¿Y sabes? Estoy completa y totalmente de acuerdo contigo. Era uno de los principales problemas que tenían los autores, esto a que en Colombia la administración se lleva de una forma y en México de otra.

    Y esto apoyado por malas técnicas de mercadeo. Recuerdo que cuando salió tu libro duró en el primer lugar de ventas en Gandhi hasta que se les acabaron los ejemplares, ¡y tardaron meses en reimprimir! Me acuerdo que busqué como loco la edición de El Quinto Dragón que actualmente tengo.

    El punto es, que Norma normalmente no coloca sus libros en el primer lugar de ventas, a menos que sea de Walter Riso, y era la primera vez que lo lograba con una autora mexicana. Ni Fernanda Tapia ni Nicolás Alvarado habían logrado tal proeza.

    Es por eso que no puedo sentir más que la misma frustración que tú, pues no solamente escribiste un maravilloso libro, sino que hiciste que la gente se interesara en él. En términos de negocios, eres un activo rentable para la empresa.

    Entonces, lo que no entiendo de Norma es, ¿por qué trata así a alguien que, si continúa su carrera, puede generarles ventas hasta a largo plazo?

    La respuesta: desorganización. Probablemente lo supiste cuando te dieron tantas largas para la lectura de tu siguiente obra.

    Sin embargo, te pido que no pierdas la fe en escribir, pues has servido como ejemplo e inspiración para otros jóvenes que matarían por que alguien en la calle les dijera "compré tu libro el mes pasado y me encantó, lo acabé de leer en un fin de semana"

    También de viva fuente (conozco a gente de otras editoriales) te recomiendo ver otras opciones, pues muchos editores están buscando talento nacional. SM, Plan B, Suma de Letras (De Santillana) y Diana (de Planeta) son muestras de ello.

    Y aunque hace años no trabajo para el mundo editorial, espero serte de ayuda (por si requieres algún contacto) si quieres mover sus trabajos por otros medios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Armando, muchas gracias por tu comentario, de verdad que me sirvió mucho saber todo esto desde la perspectiva de alguien que ha trabajado en el mundo editorial, especialmente en Norma.

    Recuerdo perfectamente lo que pasó con mi libro en Gandhi: estaba en primer lugar y luego simplemente desapareció. Mucha gente empezó a contactarme para decirme que no lo encontraban en ningún lado. Me acuerdo que hasta le avisé a la gente de Norma, pero no hicieron gran cosa a pesar de mi insistencia y de estar teniendo buenas ventas.

    No sé cómo funcionen las cosas dentro del mundo editorial, pero llegué a pensar que no quieren vender. En otros países como en Colombia y en US, si un libro les funciona, no sólo lo promocionan, también se aseguran que esté disponible en las librerías. Jamás lograré entender por qué Norma México no aprovechó que se les estaba vendiendo mi libro.

    Me imagino que, cómo dices, se trata de una desorganización fatal. De la lectura de mi segundo libro no he sabido nada; lo más seguro es que esté arrumbado en algún lado desde hace meses y que aún no lo hayan leído, pero, ¿sabes qué? No importa. Cada día estoy más convencida que ese libro no es para Norma México.

    Voy a tocar otras puertas, aunque por el momento estoy pensando que publicar de manera electrónica puede que sea la mejor opción. Como lo mencioné en la entrada, son muchas ventajas para los autores. Sé que tal vez no tenga la misma reputación y el respaldo de una casa editorial, pero de cualquier forma me gustaría hacer una prueba piloto con mi próximo libro.

    Agradezco mucho tu comentario, así como tu ofrecimiento por si necesito un contacto y muy especialmente, te agradezco los ánimos y el apoyo para seguir escribiendo. ¡Por supuesto que no me voy a dar por vencida! Tal vez haya días en los que me sienta algo decepcionada del medio editorial, pero no pienso dejar de escribir. De alguna manera u otra, mis historias encontrarán su lugar.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Que triste Pau que cosas asi sucedan en nuestro país, pero yo si creo que debes luchar por lo que es justo y se que no escribes por dinero ninguno lo hace supongo, pero la verdad es que no es justo que la editorial se llene los bolsillos con tu trabajo, digo si fueras un abogado esperarias una retribución por tu trabajo no, por que el escritor no debe esperarla???, yo estoy totalmente a favor de que luches por lo que es tuyo por que al fin y al cabo la historia (fabulosa por cierto) es tuya.

    Ahora por mi parte te digo que me da gusto que estes de vuelta, que tu amor por la escritura no se haya mermado por esto y que no importa como publiques, e-book u otra editorial yo estare encantada de leer tus libros, por que como sabes el de El Quinto Dragón lo concidero una joya de la literatura y me enorgullece mucho recomendarlo a mis conocidos y más por que eres un ejemplo para mi como mujer, como autora y como mexicana que eres.

    Muchos animos y suerte y seguire al pendiente como siempre.

    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  15. Mi papa adoptivo es un año mayor que yo.... Sigo esperando tu e mail para que me cuentes que paso?

    ResponderEliminar