viernes, 22 de octubre de 2010

Segundas Partes, ¿Nunca son buenas?


Últimamente he estado pensando en los libros y en sus secuelas. Dicen por ahí que "segundas partes nunca son buenas"; no obstante, a mí me gusta pensar que hay excepciones.

La cosa es que cuando un libro es exitoso, mucha gente pide y muere porque haya una segunda parte. A veces el autor decide hacerlo, otras no, pero lo que a mí me concierne saber es: ¿cómo debe ser esa segunda parte? ¿Acaso tiene que ser una copia del libro original exitoso? ¿Debe tener el mismo estilo? ¿O cambiar radicalmente? En pocas palabras: ¿cómo hacer una segunda parte tan buena como la primera?

Hoy en día parece que todo lo bueno (y lo no tan bueno) debe tener una secuela. Especialmente tratándose la literatura juvenil, desde libros de vampiros, magos, brujas, fantasmas, etc, etc. Casi cualquier historia va encaminada a una secuela. Hay incluso autores que conciben una idea pensando más que en una novela, en una saga. ¿Por qué? Las editoriales saben que una vez que los jóvenes se enamoran de una historia y sus personajes, quieren más y eso se transforma en ventas seguras.

Desde mi punto de vista, un libro, una verdadera obra de arte debe ser capaz de valerse por sí mismo, ser una unidad sin necesidad de secuelas o precuelas. Imaginemos una saga de tres libros; cualquiera de los tres libros debe entenderse incluso si eliminaramos cualquiera de los otros libros o incluso los otros dos.

A la hora de decidir o no leer una secuela, estos son los puntos que tomo en cuenta:

-Si el libro original no fue bueno, por supuesto que no voy a leer la segunda parte. **Nota** El horroroso libro que leí en Febrero (así es, aun no he logrado superar lo malo que fue) tiene segunda y TERCERA parte. Sí, esta atrocidad tiene secuelas que por supuesto ni bajo amenaza voy a leer.

-Si el libro original me cautivo, y aunque la trama del segundo se anuncie como algo diferente, lo más seguro es que de cualquier manera le dé una oportunidad.

-Hay que estar preparado y tener la mente abierta porque probablemente no encuentre exactamente el mismo libro que el primero. Éste punto es MUY importante; mucha gente lee la secuela creyendo que va a leer el original. Si quiero leer la historia original, mejor agarro el primer libro y ni me molesto en comprar el segundo, ¿no creen?

-Es probable que lea la secuela porque los personajes de la primera parte me encantaron, pero también hay que tomar en consideración que el autor tiene toooodo el derecho del mundo de utilizar nuevos personajes, nuevos protagonistas, nueva historia, etc, etc. Como dije en el punto anterior: ¡Hay que tener la mente abierta! Tal vez no sea lo que esperamos, tal vez sea una historia diferente, una que nos guste todavía más.

Por último, ¿todos los libros buenos deben tener secuela? No. ¿Se imaginan si Jane Austen hubiera escrito una secuela de Orgullo y Prejuicio? Qué raro sería ¿no? Tampoco me imagino a García Márquez sacando una segunda parte de Cien Años de Soledad. Más que nada estoy pensando en los clásicos y en los grandes libros en general, sin embargo hay libros geniales hoy en día que tal vez deberían dejarse así. Pienso que hay libros que por sí mismos y sin ayuda de ninguna secuela pasan a la posteridad por la grandeza que hay en ellos.

Secuelas famosas:

Harry Potter... y sus siete libros. Creo que si hubiera sido un solo libro nunca hubiera tenido tanto éxito. El estilo es el mismo en los siete libros, a pesar de que la historia va cambiando con cada novela y tal vez esa sea la fórmula de su éxito.

Crónicas de la Torre de Laura Gallego. De lo poco o mucho que he leído de esta autora (que le encanta hacer sagas), ésta es la que más me ha convencido.

Trilogía Millenium de Stieg Larsson. Los hombres que no amaban a las mujeres y sus dos secuelas han estado de moda en los últimos dos años. Este año me leí los tres libros; de nuevo el estilo es más o menos el mismo, aunque para mi gusto el primer libro es el mejor de los tres.

Crepúsculo. Si me preguntan a mí, debió dejarlo en tres y no cuatro libros. Si no hubiera puesto tanto detalle que no necesitaba pudo haber juntado el tercero y el cuarto, pero bueno, eso ya es una opinión.

Corazón de Tinta de Cornelia Funk. Hace algunos meses leí Corazón de Tinta y me encantó, por eso compré la segunda parte, Sangre de Tinta, pero confieso que esta secuela no terminó de atraparme, tan es así que aún no he terminado de leer el libro.

Bridget Jones. Olvídense de las películas, los libros son mucho mejores. En especial el segundo; sin duda alguna de las mejores secuelas que he leído, superó el original. Por cierto la secuela de la película no le hizo nada de justicia, cambiaron absolutamente todo lo bueno.

Secuelas que quiero leer:

Linger de Maggie Stiefvater. Secuela de Shiver, un buen libro.

Trilogía de la Materia Oscura de Philip Pullman. Después de haber leído el primer volumen de esta saga y de varias recomendaciones, creo que se merece una oportunidad.

Secuela de Olfato de Andrés Acosta. Aun no sé el título, pero por ahí me enteré que el autor de esta ingeniosa novela está escribiendo la segunda parte. ¡Por supuesto que la leeré!

Ahora les toca a ustedes: ¿cuáles son sus sagas favoritas?

domingo, 10 de octubre de 2010

Los Libros y el Cine


Ya tenía un buen rato sin escribir en el blog, sé que no tengo excusas, pero en mi defensa, les cuento que me tocó mudarme a otra ciudad y estuve vuelta loca empacando cajas, cargando cosas desde un tercer piso a un camión de mudanza, del camión de mudanza a mi nuevo hogar y por último desempacando.

Bueno, explicadas mis razones, pasemos al tema del que quiero hablar hoy: libros llevados a la pantalla grande.

Siempre hay un tipo de debate siempre que un libro se transforma en película: ¿Qué es mejor? ¿El libro o la película? En mi perspectiva y en la mayoría de los casos que he visto, casi siempre gana el libro.

El cine tiene la desventaja de un tiempo limitado. Imagínense un libro de 600 páginas. Cuando uno lee tiene el tiempo necesario para terminar; se puede tomar una semana o un mes o un año; cada vez que lo lees puedes dedicarle treinta minutos o las horas que quieras. Un libro no tiene límite de tiempo (a menos que lo saquen de una biblioteca y quieran evitar multas). Ahora imaginen el mismo libro en la pantalla grande. Una película a lo mucho tardará tres horas, la mayoría sólo dos. Las películas sólo cuentan con un par de horas para contar la historia que se contó en quién sabe cuantas páginas. A causa de la falta de tiempo obviamente deben omitirse detalles, en ocasiones cortar un poco la historia.

Entonces, seguro se preguntarán ¿por qué molestarse en ver películas basadas en libros? La respuesta es, porque existen verdaderas joyas dentro del cine. Muchas veces lo que hago es ver la película primero y leer el libro después, eso me ha funcionado. No obstante, si es demasiado tarde, no importa, los animo a que de todas formas se arriesguen. ¿Por qué? El Cine tiene cosas que la literatura sólo puede lograr con la imaginación del lector. Elementos como la iluminación adecuada, ambientación, vestuario y música son privilegios del cine.

Debo confesar que de estos elementos la música es lo que más me gusta de las películas. Mientras uno lee un libro puede escuchar su mp3 con música que es de su agrado, pero no es lo mismo. En los filmes la música que se presenta fue compuesta especialmente para la película, para cierto momento, para cierta emoción. Es sin duda una cualidad que los libros no han podido imitar.

Por lo pronto les dejo algunos ejemplos de libros hechos películas.

Versiones excelentes:

Atonement (Expiación). Debo admitir que lo que lo que hizo que me fascinara esta cinta fue la banda sonora (del compositor Dario Marianelli). La historia es impresionante, perfectamente bien retratada en la película. El libro es además una obra maestra.

Howl's Moving Castle (El Castillo Vagabundo). Con esto les digo todo: ésta es mi película favorita. Después de verla, me lancé a comprar el libro, el cual es buenísimo también. La película es de animación, pero está muy bien hecha, además de que la banda sonora (del compositor japonés Joe Hisaishi) es bellísima.

Pride and Prejudice (Orgullo y Prejuicio). Versión 2005. El libro es un verdadero clásico y, aunque la historia parezca sencilla, no es fácil hacerla en cine. Después de haber visto varias vesiones, incluyendo la miniserie inglesa, creo que ésta es la mejor. Las actuaciones muy bien (¡me encantó el Sr. Darcy!), diálogos de acuerdo a la era, pero entendibles, música divina, vestuario increíble. Le doy un diez.

La Casa de los Espíritus. Aunque no es completamente fiel a la versión literaria y que la película ya tiene algunos añitos, me sigue gustando. Buen trabajo.

Versiones fatales:

The Time Traveler's Wife (Más Allá del Tiempo). Echaron a perder la historia. En mi opinión el libro es muy bueno, inovador en la narrativa y la forma. La película no dio la talla, las actuaciones fueron pésimas (para nada reflejaron a los personajes del libro), la música cursi y la película casi no tuvo sentido. Y para colmo, ¡cambiaron el final! Yo me quedo con el libro.

The Golden Compass (La Brújula Dorada). Fue tan mala, que ni siquiera se atrevieron a incursionar en los demás libros. Primero vi la película y aunque no me gustó mucho, después decidí leer el primer libro de esta saga. Para mi sorpresa, el libro no estaba mal; sin embargo, lo más sorprendente es que no tenía NADA que ver con la película. Quien escribió la adaptación al cine, se tomó demasiadas libertades.

Twilight (Crepúsculo). Con esto tal vez haga enojar a todos los fans de Crepúsculo que siguen el blog. Lo siento mucho, pero a mí la película (la primera), estuvo pésima, las actuaciones fatales, la música terrible, los diálogos ni hablar. No sé si en la siguientes películas mejoraron, la verdad no las he visto, pero ojalá que hayan hecho un mejor trabajo.

El Amor en Tiempos de Cólera. Qué horrible manera de arruinar un libro con una historia de amor tan bella. Pobre Gabriel García Márquez (si es que la vio).

Películas basadas en libros que muero por ver:

The Girl with the Dragon Tatoo: Ya leí la trilogía, el primer libro me atrapó, es mi favorito de los tres. Ahora quiero ver la película, tanto la versión sueca como la norteamericana.

La Tregua (autor Mario Benedetti). Leí el libro el año pasado y me encantó. Es una historia de amor hermosa. Tengo muchas ganas de ver alguna de las versiones fílmicas (tengo entendido que hay varias), pero me he detenido porque el libro es tan bueno que no quiero arruinarme lo que imagino en mi cabeza. Quiero una versión que esté a la altura.

Libros que muero por leer después de haber visto la película:

Let the right one in (Déjame entrar). La versión fílmica sueca está genial, creo que el libro debe estar todavía mejor.

Lo que el viento se llevó. La película es un clásico y desde que la vi me enamoré. El libro debe estar increíble.

Libros que deberían ser llevadas al cine:

La hora sin diosas de Beatriz Rivas. Tres historias de tres mujeres extraordinarias.

Historia del Rey Transparente de Rosa Montero. Una aventura increíble con personajes inolvidables.

Libros que jamás deberían ser película (porque arruinarían todo el encanto del libro):

Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez.

Obviamente debe haber muchas otras en cada una de las categorías que les acabo de mostrar. ¿Cuáles son algunas que ustedes han visto? ¿Han descubierto algún libro gracias a una película? ¿Han visto alguna película porque les gustó el libro? Me encantaría escuchar sus respuestas.