miércoles, 8 de diciembre de 2010

Una Vida Dedicada a Escribir


Eso fue lo que pensé cuando leí el discurso de aceptación del Nobel de Mario Vargas Llosa: una vida dedicada a escribir. ¡Qué privilegio! Es un honor que aquellas historias que nacen apenas de una pequeña imagen y se gestan en la mente de una persona toquen a generaciones enteras.

Dejando a un lado todos los premios y reconocimientos, lo importante, es haber podido entregarse a esa pasión; aquella vocación inevitable que muchos sentimos, pero que no todos son capaces de seguir, ya sea por miedo, dudas o cualquier motivo. Se necesita ser muy valiente para desafiar cualquier obstáculo que se interponga entre nosotros y nuestra vocación.

La parte que más me conmovió fue cuando dice que en momentos de desesperación, entregarse a su trabajo de contador de historias siempre ha sido la luz que señala el final del túnel, que ha sido su trabajo lo que siempre lo ha salvado. Sus palabras me emocionaron tanto, porque me siento igual; porque los libros han sido muchas veces mi refugio y, mis historias, el desahogo, el único lugar en donde sé que siempre seré libre.

También menciona cómo la literatura ha cambiado a la humanidad; cómo debió haber sido cuando nuestros ancestros imaginaron por primera vez una historia y la contaron y así cambiaron su destino y se convirtieron en humanos. Soñar con una sociedad mejor, imaginar historias es lo que nos humaniza, no la tecnología ni las tareas diarias.

Bueno, sólo quería hacer un pequeño comentario acerca de este discurso. Para los que lo quieran leer, les dejo el link:

http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/201012/07/cultura/20101207elpepucul_1_Pes_PDF.pdf

Dejando a un lado los defectos y controversias que cualquier escritor pueda tener (¡somos humanos!), admiro a la gente que dedica su vida a la literatura y agradece lo mucho que ésta les ha dado. Espero que lo disfruten tanto como yo.

10 comentarios:

  1. En Perú es Patricia, la prima de una viejita respingada y carácter indomable con la que tuve la fortuna de casarme hace 45 años y que todavía soporta las manías, las neurosis y rabietas que me ayudan a escribir, si ella mi vida se hubiera disuelto hace tiempo en un torbellino caótico- La forma de agradecer y reconocer el apoyo de su esposa, a mi me conmovió y es cierto en los momentos difíciles refugiarse en ese privilegio que no todos tienen, ya que hay veces en que se van por caminos equivocados, es maravilloso refugiarte en aquello que haces pero también es extraordinario encontrar a esa persona que entiende y respeta ese lugar que tiene en tu vida aquello que te hace entender cual es tu lugar en el mundo.

    Muy bonita entrada...

    Por cierto ando viva, solo andaba de parranda...

    Saludos Pau.

    ResponderEliminar
  2. En este momento no tengo tiempo para leer sus palabras, pero me las guardo para leerlas después. Gracias por la nota. Es de esos escritos que apetece compartir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Grey, todo el mundo se emocionó muchísimo cuando mencionó a su esposa, Patricia. También creo que no sería el mismo sin ella.

    Coincido contigo. Qué fortuna saber cuál es tu lugar en el mundo, o mejor dicho tu vocación. ¡Somos afortunadas, Grey!

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Begoña, cuando leas este discurso sabrás a lo que me refiero en la entrada del blog. Creo que también te va a gustar :) Luego que lo leas, me dices qué te pareció.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. En la última entrada de mi blog dejo un enlace a tu entrada, espero que no te importe. y qué me pareció, que todos los políticos deberían tener su lucidez, así el mundo sería un lugar mejor.
    Todo el texto es Sublime, es la única palabra que se me ocurre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola...
    Desde Begoña llego hasta este lugar. Después leeré todo.

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Hola Paulina. Yo también me emocioné muchísimo con el discurso de Mario Vargas Llosa. Creo que mi parte favorita (aparte de la mención a su esposa que me hizo llorar al escucharlo tan emocionado) fue cuando dice que "al igual que escribir, leer es protestar contra las insuficiencias de la vida". Porque una sola vida no alcanza para todo y por eso existen las ficciones.

    ¡Saludos!
    Meli

    ResponderEliminar
  8. Begoña, no, para nada que me importa, al contrario, gracias por poner el link en tu blog. Coincido contigo, creo que habló con gran lucidez y por ello logró incomodar a varios políticos jaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. María, bienvenida, ojalá te guste el blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Meli, me imaginé que seguramente también leíste o viste el discurso. Es un gran orgullo para toda Latinoamérica, pero muy especialmente para Perú. Yo también me emocioné cuando mencionó a su esposa (creo que nos hizo llorar a todos). Y por supuesto, qué razón tiene con respecto a que una vida no alcanza para todo y por eso existen las ficciones. ¿Cuántas vidas no hemos vivido a través de los libros? (Tanto al leerlos, como al escribirlos).

    Un abrazo,

    Paulina

    ResponderEliminar