jueves, 23 de diciembre de 2010

Este Año


Hay muchas cosas que agradecer. Sí, como escritora, aunque pareciera que este año no pasó nada, tengo que agradecer muchas cosas.

Este año terminé mi nueva novela. Me costó mucho trabajo, no sé si sea así para todos los escritores, pero después de haber publicado por primera vez, la siguiente novela es muy difícil. Cuando nadie ha leído tu trabajo, todo es ganancia; sólo se puede mejorar y no habrá personas esperando tu siguiente trabajo para juzgarlo. Una vez que se ha cruzado esa línea con la que muchos escritores soñamos, hay muchas expectativas, propias y ajenas. La pregunta "¿podré escribir algo bueno de nuevo?" está presente en repetidas ocasiones. Tal vez por eso me tardé tanto en escribirla; debo confesar que hubo momentos en que me sentía llena de ansiedad. Pero, ¿saben qué es lo raro? Que toda esa inseguridad se evaporaba en cuanto escribía; es más, únicamente me sentía ansiosa cuando no escribía. Logré perderme entre mis letras, entre párrafos, por horas, días y meses. Y al final, terminé mi novela.

Después de haber hecho semejante confesión, seguramente se preguntarán en dónde está esa nueva novela. Y la respuesta es: la tiene mi editora. No sé si ya la haya leído o no, me dijo que me daría su veredicto hasta finales de enero. No tengo ni la menor idea de lo que vaya a decir, no sé si me vaya a decir que tengo que reescribirla, si haya detalles que no le gusten, si le vaya a gustar o no, no sé. Y la verdad es que ni siquiera me gusta pensar en ello; no quiero pasarme la Navidad preocupada, jajaja.

Creo que debo estar loca para admitir que escribí una novela, que nadie ha leído, de la cual aún no tengo retroalimentación alguna. ¿Por qué estoy escribiendo esta entrada? Porque se lo debo a mi novela. Porque por meses, mientras la escribía, anunciar su existencia en mi blog era algo con lo que soñaba, compartir con ustedes que por fin la había terminado era una gran motivación a la hora de escribir. Me hubiera gustado hacerlo después de que mi editora me diera su opinión, sabiendo si la publicarían o no, gozando de mi pequeño triunfo. No obstante, las cosas a veces no salen como imaginamos.

Sin importar el resultado, aunque más tarde tenga que corregirla (o reescribirla), se publique o no, aún así quise escribir esta entrada y gritar a los cuatro vientos que había completado mi novela, sentirme triunfante, celebrar y compartirlo con ustedes. Porque a veces, para los escritores, para cualquier persona dedicada al arte, lo más difícil es creer en tu trabajo. Yo sí quiero creer en el mío; no tanto en mi habilidad (porque sé que aún me falta mucho por aprender), sino en mi voluntad, porque ésa es una cualidad indispensable para un escritor: jamás dejarse vencer, jamás dejar que esa vocación se desvanezca.

Quiero creer en esta novela, soñar con que algún día verá la luz y la leerán ustedes y muchas personas, quiero soñar como algún día soñé cuando vi El Quinto Dragón recién terminado. Y pensar exactamente lo mismo: encontraré la forma.

P.D.: La foto de la entrada es una pista de lo que se trata ;-)

7 comentarios:

  1. ¡Que gran noticia!
    Muchisima suerte, de verdad espero verla en librerias pronto.
    Cuidate guapa y ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  2. Genial! nueva novela ^^
    Que estes muy bien, mucha suerte y Felices Fiestas! ^^

    ResponderEliminar
  3. Que estresante debe ser esperar el veredicto de tu nueva novela hasta finales de Enero.
    Pero confio en que publicará y será todo un éxito como el Quinto Dragón.

    ResponderEliminar
  4. Pero que grosera soy.
    Se me olvido decirles:

    ¡¡¡¡ FELIZ NAVIDAD ;)!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos, muchas gracias por su ánimos y sus buenos deseos. Veremos cómo le va a esta nueva historia en este año que está por comenzar :) Los mantendré informados :D

    ¡¡Les deseo un Feliz 2011!!

    ResponderEliminar
  6. Dios te oiga, Grey Dan ;)

    Un abrazo y ¡¡Feliz Año!!

    ResponderEliminar