lunes, 26 de julio de 2010

La Paja Literaria


Después de tener abandonado al blog durante un mes y pico, ahora he puesto dos entradas. Para los que no se dieron cuenta, hay otra entrada nueva antes de esta, se llama Las Mejores Alas.

Ahora sí, vamos a este post. A petición popular (jeje), dedicaré una entrada sobre una de las cosas que más me molestan: la paja en los libros.

Begoña, una seguidora del blog, me pidió que definiera el término. Ésto fue lo que le contesté: Para mí la paja son los detalles que no aportan nada a la historia, que sólo hacen la novela más gruesa. En mi opinión, el lector no tiene porqué saber cada detalle. Para mi gusto, el lector necesita espacio para la imaginación. Hay novelas que nos dicen cómo se bañó el personaje, el color de la blusa que trae puesta, qué comió en el desayuno, cuántos pasos dio antes de ir a lavarse los dientes. Para mí, esos detalles no aportan nada a la historia y cuando uno escribe hay que pensar las cosas: Si no enriquece tu historia, es paja y la paja debilita.

¿Se acuerdan de ese libro terrible que leí en Febrero y que mencioné en la entrada pasada? ¡¡La paja era el problema principal!! Otra vez, me rehuso a decir nombres, pero la idea de la historia no estaba mal, era algo original (por eso compré el libro); no obstante, la forma en que el autor decidió contar la historia echó todo a perder. ¿Por qué? Empezando por los personajes que eran el típico estereotipo, lo mismo de siempre: el prícipe azul perfecto (guapo, rico, caballeroso, que hace todo bien y se enamora de la chica común y corriente) y la chica común y corriente (huérfana, pobre, buena hasta más no poder, súper bonita, pero que no se da cuenta de su propia belleza). Y como los personajes eran sólo un estereotipo muy débil, la novela está rellena de paja para que los personajes y la historia fueran más "creíbles". Nos detalla cada vez que la protagonista se come una barra de granola o el shampoo que usa a la hora de bañarse, el color de las cortinas, lo que se puso ese día el protagonista, etc, etc. Fueron páginas y páginas que nada aportaban a la novela, que sólo la hacían más tediosa.

Habrá gente que necesite de cada detallito para imaginar una buena historia, para conectarse con los personajes, para entender el porqué de las cosas, sin embargo, yo me inclino a pensar que la literatura de calidad no puede estar llena de detalles inservibles.

Con best sellers como Harry Potter y Crepúsculo, la literatura inglesa y muy especialmente la norteamericana está de moda en la literatura juvenil y empieza a tener un gran peso en la nuestra. ¡Es muy diferente! La tradición de la literatura anglosajona es llenar el papel de detalles: "Show, don't tell" ("Muestra, no cuentes"). Ante tal frase, me atrevo a replicar: ¿No se trata de eso? ¿Acaso no es contar una historia el propósito de los libros?

Muchas obras en inglés (y traducciones en español) están llenas de detalles innecesarios y que en mi opinión hacen flojo al lector. ¿Por qué darle todo peladito y en la boca? Para mí es dudar de la capacidad que el lector tiene para imaginar. Esto lo digo porque también soy lectora y a mí me gusta mucho que me den un poco de libertad para imaginar, para visualizar las escenas en mi cabeza, para encontrar los gestos y movimientos de los personajes en mi cabeza.

Como escritora, por supuesto que deseo ver la evolución de mi trabajo, de mis letras, pero, cambiar mi estilo para seguir las tendencias y escribir novelas de ochocientas páginas llenas de detalles innecesarios acerca de lo que vistieron los personajes, cuántas veces fueron al baño, si se lavaron o no los dientes después de comer, qué tantos centímetros les crece el cabello por mes, en dónde se amarraron las agujetas de los tenis, etc, etc, etc, me parece una mala idea.

A veces, la paja es uno de los recursos más frecuentes en escritores que apenas empiezan. A mí también me pasó cuando comenzaba; pensaba que si no contaba absolutamente cada detallito, mi historia no estaría bien escrita y el lector no podría imaginarse la historia. Por usar tanta paja terminaba confundida y bastante frustrada por no poder acabar mi historia. Mi consejo es: no se hagan bolas (traducción para los que no viven en México: no se confundan, no se compliquen); aprendan a describir lo necesario para enriquecer su historia. Lean y relean lo que escriben y eliminen cosas que no aportan nada. ¡Muera la paja! Y que vivan los buenos libros.

12 comentarios:

  1. Pero, pero, Crepusculo es pura paja! XD
    Si la matas dejan de existir :b

    Yo sigo intrigado por qué libro leíste en febrero... yo hace un par de meses leí un par PESIMOS, incluso uno de ellos ni lo terminé del puro coraje y aburrimiento.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, ya ni digas que se nos van a echar encima los fans de Crepúsculo :s (Fans de Crepúsculo: No se enojen jeje).

    Como que de repente hay rachas en las que a uno le tocan leer libros pésimos, desde esa horrible experiencia de febrero tengo más cuidado con lo que compro :p Y me prometí a mi misma no forzarme a terminar libros como este...qué perdida de tiempo y qué aburridota me dí.

    ResponderEliminar
  3. Habrás leído Eternidad, aka Evermore? XDD
    Lo digo sólo porque es el peor libro que yo leí en lo que va del año y pega perfectamente con lo que dijiste...

    Estoy de acuerdo con evitar el relleno (me perdonarás que no le llame paja, acá en Argentina eso es mala palabra XD) e incentivar la imaginación. Sin embargo a mí (y creo que no soy la única) me ocurre algo gracioso. Puede que un autor describa a un personaje vagamente o hasta el hartazgo, pero yo siempre lo imagino a mi manera... como si el personaje me tirara una vibra... Ejemplo: hasta que salieron las películas me imaginaba a Hermione Granger con anteojos y rulos XDD De dónde saqué eso? Ni idea... Creo que hasta me imaginaba a Snape verde XDDD

    Besos!!

    PD: Y dale con las recomendaciones de libros! Son bien recibidas!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, no, no fue Evermore, fue otro libro. Pero te agradezco la advertencia, no quiero volver a leer algo así :s Así que Evermore queda descartado de mi lista de lecturas.

    Es lo lindo de dejar un poco las cosas a la imaginación: el lector llena los espacios en blanco con su propia creatividad. Por eso amo los libros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo lei uno de vampiros, pero era muy a la Sex and the City vampiresca, tiene la portada una cuello con dos mordiditas y un collar de perlas, y si el clasico chico superguapo millonario no puede faltar como cliche, que hariamos sin ellos... jajaja... contar mejores historias... bueno en ese libro me aprendi toda la coleccion primavera verano que venia para este año con respecto a la moda...

    Muchas gracias por lo de la paja, tratare de no hacerlo...

    saludos...

    mandame un mail diciendome que libro leiste...
    Yo te recomiendo "quiereme 5 minutos" de Anahi Lopez es buenisimo a mi me gusto mucho y me lo eche en un dia...

    ResponderEliminar
  6. Tomaré apuntes para no olvidarme, pero me ha quedado muy claro y estoy de acuerdo, los libros que dan todos los detalles son tortuosos, sobre todo porque se empeñan en describirte a los personajes del modo en que tú nos los ves. Ya los has imaginado y te frustra que te contradigan cada tres minutos. Al menos a mí me ocurre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Grey Dan: Sí, sí he visto la portada de ese libro!! Pero no, no fue ése el que leí :p Ya te mandé un correo kilométrico y por ahí dice de qué libro se trata jeje. Por cierto, gracias por advertirme acerca de los vampiros de Sex and the City, otro libro malo del que me salvo. Voy a buscar el de Quiéreme 5 minutos" ese parece que vale más la pena :)

    Saludines :D

    ResponderEliminar
  8. Hola Begoña: Muchas gracias a ti, porque tú me diste la idea para esta entrada. Ojalá te haya gustado y que en algún punto te ayude en tu trabajo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Entiendo totalmente, de hecho una vez platicaba con mi hermano de literatura y bueno a él no le gusta leer tanto, pero decia que "El mercader de Venecia" si le agrado y mucho, ya que como esta escrito en forma de guion, él tenia plena libertad de imaginarse todo como se le pegara la gana. Y si es cierto, por que muchas veces mosquea que te atiborren de detalles innecesarios solo para llenar paginas.
    Cuidate.
    Ciao.

    ResponderEliminar
  10. Hola Arien: Precisamente creo que por eso mucha gente no se anima a leer. Tal vez en varias ocasiones han tenido malas experiencias y terminan leyendo libros llenos de detalles inservibles que nada más los aburren. Me parece que mucha gente, al igual que tu hermano, prefiere historias más concisas, que le dejen espacio a la imaginación.
    Gracias por tu comentario. Ciao ;-)

    ResponderEliminar
  11. Me sigo pidiendo un post a la sensiblería. Que conste, pero bueno, tampoco quiero abusar, ni mal acostumbrarme ;)

    ResponderEliminar
  12. Pero decís que la historia te pareció original y después que los personajes te resultaron esterotipados ¿No hueles eso en un título a simple vista? Pasa como en otros ámbitos: compra lo que no te muestran y no lo que te muestran demasiado.

    ResponderEliminar